Nos dedicamos al diagnóstico y tratamiento de aquellas enfermedades que se relacionan con la boca, la cara y el cuello, especialmente las siguientes:

La extracción de dientes (exodoncia) y más en concreto, la de los que están incluidos en el hueso es una de nuestras intervenciones más frecuente. Aparece habitualmente en las “muelas del juicio” (cordales). La intervención básica consiste en, previa anestesia, realizar una incisión en la encía  para acceder al diente y poder despegarlo del hueso con el material adecuado. Finaliza con la sutura de la herida. La dificultad y duración del proceso es variable, en función del grado de agarre y la facilidad de acceso.

Los quistes de los maxilares representan un peligro maxilofacial que ocasionan trastornos funcionales y estéticos de variable intensidad.

Nuestros estudios radiográficos e histopatológicos nos permitirán  identificar los quistes maxilares más propensos a transformarse en tumores benignos y/o malignos.

La implantología ha vivido una auténtica eclosión en nuestro país, ya que en muchos casos son el mejor tratamiento para solucionar ausencias dentales. Consiste en la fijación de piezas, generalmente de titanio, que realizan la función de raíces de dientes perdidos, para la posterior fijación de prótesis sustitutivas de los mismos.

El Dr. Morillo y su equipo ha desarrollado protocolos quirúrgicos que han conseguido una elevada tasa de supervivencia de los implantes dentales, presentando una menor tasa de rechazo, períodos post-operatorios más cortos y menos incómodos, y excelentes resultados estéticos.

Las dolencias de la articulación de la mandíbula pueden ser provocadas por múltiples motivos de muy diversa gravedad: fracturas o dislocaciones, trastornos temporomandibulares, osteonecrosis (cuando sus huesos no reciben suficiente sangre) cáncer…

Una simple consulta preventiva puede ser tu mejor aliada y evitar futuros problemas. 

Un bulto o hinchazón en la mandíbula, el cuello o la boca, el entumecimiento de una parte del rostro o tener problemas para abrir mucho la boca puede ser un síntoma de cáncer de boca, tumores e inflamaciones de las glándulas salivares. Su tratamiento suele conllevar cirugía, pudiendo comprender la radioterapia y la quimioterapia.

Consultanos si tienes algún signo o síntoma que te preocupe.

Las lesiones de la piel de la cara pueden ser provocadas por tumores. Pueden aparecen en la piel, en las fosas nasales, en las glándulas salivales, etc. Los cirujanos maxilofaciales nos encargamos de tratar este tipo de lesiones, así como de reconstruir posteriormente las secuelas que puedan derivarse.

La cirugía estética de la cara es otra de las áreas de trabajo más demandadas, con la que se pueden corregir posibles defectos en la cara relacionados con el maxilar y que le permitirán lucir una armonía facial.

 

Son frecuentes los casos en los que no existe un equilibrio entre el tamaño del maxilar superior y la mandíbula, lo que puede traducirse en importantes problemas funcionales. Es posible corregir esa relación dental – ósea a través de la cirugía ortognática.